martes, 11 de noviembre de 2008

Cantueso

Desde hace muchos años nuestra protagonista ha sido una gran aliada de comilonas y digestiones. Antiguamente, tras las copiosas comidas se hacía imprescindible calmar el estómago con algún tipo de infusión. La elegida fue una planta de flor púrpura que crecía en el campo en los meses de primavera y verano. Se trata del cantueso, también conocido como Romero de piedra o Tomillo borriquero. Esta infusión se prepara con las flores de dichas plantas, recogidas en el momento de su máxima floración.



La cosecha es lavada y secada hasta el momento de su utilización. Normalmente, se mete en una bolsita o lata y, a la hora de prepararla, se hierve agua y se introducen las flores. Tras ello, se pasa por el colador y se deja enfriar. Y ya está lista para tomar.
Hay que aclarar que el
licor de cantueso es la mezcla del cantueso con alcohol y la Lavandula stoechas es el nombre de la planta del cantueso. Existe otra variedad de cantueso denominada Thimus Moroderi, pero no debe confundirse con el anterior puesto que éste último es el cantueso murciano o tomillo alicantino, y posee otras características.


Además de ser beneficioso para el estómago, el cantueso (tomado como infusión) tiene muchas otras propiedades, como por ejemplo, acción aperitiva (para combatir las obstrucciones), eupéptica (favorece la digestión), carminativa (ayuda a la expulsión de gases), expectorante (contribuye a la respiración), bactericida (destruye las bacterias), cicatrizante y antiséptica (combate enfermedades infecciosas destruyendo los microbios).

7 comentarios:

Sergio Pellicer dijo...

Dani, tu blog me da hambre, jeje. Espero que, a parte de saber teoría, seas también un cocinitas de los buenos y nos deleites algún día con un plato típico de Elche. ¡Hay tantas cosas que quiero probar! Enhorabuena por tu blog, muy ilustrativo. La cultura de un pueblo va íntimamente ligada a su gastronomía, y habla de sus gentes, de sus calles y de su carácter.

Laura Lorenzo dijo...

Totalmente de acuerdo con "tras las copiosas comidas[...]calmar el estómago con algún tipo de infusión" Esta entrada me recuerda mucho a los remedios de mi abuela...manzanilla con tila después de las comidas.
¡qué familiar! jaja.

Apoyo la idea de Sergio. Tu blog da hambre.

miguelcarvajal dijo...

Estoy con Sergio, da hambre.

¡Pero cuéntanos historias, hombre! Danos más vida. Y los enlaces y tus fotos propias.

Muy interesante las especias, el cantueso y la digestión, pero queremos a la gente de Elche, con su fotico y su cara sonriente, hablando de comida.

¡Te faltan las etiquetas!

Daniel.G.Pelegrín dijo...

Tomo nota.

Lydia Yuste dijo...

No te pude comentar en la otra actualización, cuando hablabas de Monóvar, mi pueblo :)

Y sí, Elche y Monóvar comparten comidas típicas como el arroz con caracoles, y nada más que decir que está para chuparse los dedos.

Y respecto a la entrada de hoy, te aseguro que mi abuela me da la tabarra con: "Fes-te una infusió o et caurà mal el menjar!".

Abuelas... xD

Un saludo!

Desayuno con titulares dijo...

Hala, hala... menuda forma de dar hambre a la gente, hombre... Si es que esto no puede ser. Me parece que yo también me voy a tener que pasar a las infusiones, porque tanta comida aquí, me está abriendo el apetito.

Estoy pensando que la próxima vez que quiera ir a cenar por Elche, como ayer que no sabía dónde ir, te voy a pedir ayuda. Que tú sí que estás puesto :D

¡Buen blog, Dani!

Raúl Agulló Elche dijo...

Thymus moroderi (para jardines mediterráneos, infusión, licores, repostería, helados, jabones, etc.) = http://savianueva.net/index.php/catalogo/product/67-cantueso-alicantino-thymus-moroderi
SALUDOS, Raúl Agulló Coves, 662380505